telar

una noche nuestro cielo se nubló

y nos vimos desnudos y sin camino

vos y yo

con la bruma del dolor vamos a hilar

delicadas hebras del color del aire

dedo por dedo, baile minucioso

que dara hilos áridos y firmes

que cambiaran el dolor en fuerzas

y vamos a tejer con las horas que vienen

una paciencia nueva, hecha de nuestra sangre

de nuestro cansancio

de huellas que hicimos

sin poder ir de la mano

de horas de esperarnos

de buscarnos

de noches de sonar un solo sueño

de universos de química 

cada dolor va a ser un filamento

cada lágrima una tintura nueva

y en el telar de los días

que vamos a hacer juntos

tejeremos

esta vida 

vida nuestra

que cada mañana comienza

vos y yo.

trascendencia

trascendencia

Mis novelas
no las lee ni el loro
son horas de haber leído
de haber vivido
de haber callado
guardadas en una carpeta de mi ordenador
silenciosas


Mis poemas
no los lee ni el gato
están fabricados con desamor
con carreteras, 
con admiración
guardados en un rincón de mi computadora
bailan quietos

Mis cuentos, 
mis artículos
mi teatro
no los lee nadie
son intentos casi vanos
de hilar un pensamiento
de tejer sentimientos
esperan a nadie junto a las novelas 
y los poemas

Pero ahora
duermen a unos metros 
de estas palabras
dos sueños
dos vuelos
dos fuerzas
es Luna 
y es Bruno
que un día sentirán curiosidad
por el iluso de su padre
y pasearán sus ojos
por mis viejas lineas
que forman los poemas, las novelas
el teatro, los cuentos, los artículos
y les darán el sentido
que tuvieron 
desde la primera línea.