telar

una noche nuestro cielo se nubló

y nos vimos desnudos y sin camino

vos y yo

con la bruma del dolor vamos a hilar

delicadas hebras del color del aire

dedo por dedo, baile minucioso

que dara hilos áridos y firmes

que cambiaran el dolor en fuerzas

y vamos a tejer con las horas que vienen

una paciencia nueva, hecha de nuestra sangre

de nuestro cansancio

de huellas que hicimos

sin poder ir de la mano

de horas de esperarnos

de buscarnos

de noches de sonar un solo sueño

de universos de química 

cada dolor va a ser un filamento

cada lágrima una tintura nueva

y en el telar de los días

que vamos a hacer juntos

tejeremos

esta vida 

vida nuestra

que cada mañana comienza

vos y yo.

pequeño diccionario de emergencias

la palabra dios se desdibuja

y deja unas líneas desprolijas

luego varios puntos

luego nada,

la palabra naranja

me llena la boca de saliva

y las ganas de morder una naranja

que queda en la heladera,

la palabra tiempo

no significa nada

queda a cargo de los otros

no termina nunca de llegar,

la palabra mujer

tiene ojos de azúcar moreno

camina como si el mundo tuviera futuro

y es como debería

ser la humanidad,

la palabra agua

duerme bajo siete llaves

hasta que venga

el héroe del cuento a liberarla,

la palabra poema

late sin darse por vencida

aunque a veces

la desligue de la poesía,

la palabra alegría

vuela por el salón

salta a la cama

y se parece bastante

a la palabra lucidez,

la palabra bondad

es sinónimo preciso

de la inteligencia,

las palabras futuro

es femenina

y es masculina

respiran con vigor

explican todo

y duermen a doce pasos de donde escribo.